• Cartel Raquel Arrais
  • Día de énfasis espiritual MM 2014

Artículos

El ministerio de los ángeles

“Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos” (Salmo…

LA ESPIRITUALIDAD

Por Gloria Ramírez Licenciada en Teología La espiritualidad es una dimensión dentro de la personalidad femenina…

PLATAFORMA CONTRA LA VIOLENCIA

En este lugar podéis encontrar la documentación que hasta el momento se ha editado con ralación a…

Actualidad

Ingrediente para las relaciones humanas

 “Sed, pues imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros….” (Efesios 5:1-2).

 

Cuando Jesús anduvo en esta tierra multitudes venían a escucharle, a tocarle. La Biblia es muy clara al afirmar que recibía a todos con amor,  ternura y aceptación.

Tomemos como ejemplo algunas vivencias de Jesús con la gente. Se presenta la mujer que tocó su manto, al instante él la mira y en lugar de reprenderla por tal atrevimiento, le dice: ”Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado”.

Otro caso fue el de los dos ciegos que estaban junto al camino; al saber que Jesús pasaba por ahí clamaron a viva voz, deseaban ser sanados por el divino maestro. La multitud cruel y despiadada quizá les exigía silencio, sin embargo Jesús, compadeciéndose de ellos, simplemente tocó sus ojos. En ese momento ellos dejaron de ser ciegos porque Cristo había venido a sus vidas. 

El caso fue semejante con aquella pobre viuda que entre sus escasas posesiones tenía dos blancas. Con amor las depositó en el arca. Jesús, lejos de ignorar su actitud, la miró con agrado y ante sus ojos apareció una mujer pobre económicamente, pero rica en amor.

La Biblia menciona muchos ejemplos y en todos ellos el poder de Jesús se hizo presente. Su amor fue más allá de cualquier adversidad, sus acciones rompían todos los esquemas, acababan con la soledad, las tristezas o el dolor.

Bendito Dios que al vivir en esta tierra ejemplo nos dejó. No podremos igualar su ministerio pero si podemos imitarlo.

Sería bueno recordar también los siguientes consejos para llevar mejores relaciones humanas.

Las 6 palabras más importantes: Has hecho un muy buen esfuerzo.

Las 5 palabras más importantes: Reconozco que cometí un error.

Las 4 palabras más importantes: Tú tienes la razón.

Las 3 palabras más importantes: Dame tu opinión.

Las 2 palabras más importantes: Por favor.

La  palabra más importante: Nosotros.

La  palabra menos importante: Yo

La frase más importante: Muchas Gracias.

Recordemos que el ingrediente básico en todas las relaciones humanas es Cristo.

 

Ángela Silva Noguerón