Por Minerva Hermosilla García
Titulada en Asesoría de Imagen

stk103307corRayos Uva : Aunque las máquinas de rayos UVA ponen la piel morena sin quemarla, sí alteran la estructura celular y provocan el envejecimiento prematuro de la piel formando arrugas y manchas. Utilízalos solamente unos días antes de ir a la playa, para tener un poco de color, no quemarte y estar favorecida cuando te pongas el bañador, pero no lo hagas todo el año.

Primeros Días : Los Primeros días de baño de sol, cuando tu piel está todavía blanca, utiliza bronceadores con un índice protector que sea muy alto. Cuando ya estés bronceado, aplícate otro con menor índice y usa el primero hasta acabarlo para dar una protección extra a las zonas de tu cuerpo que más se queman : hombros, escote…

Crema, aceite… : Los protectores solares tienen, según su consistencia, diferente poder de protección. Las cremas son las que más protegen y las que menos se van con el agua y el roce, por lo que son adecuadas para el rostro y la piel seca. Las leches o emulsiones son las más cómodas de aplicar y están indicadas para el cuerpo. Los geles que no contienen grasa son ideales para el cutis graso, y los aceites están indicados para pieles más bien morenas.

200150637-001Rehidratar : Aunque te hayas protegido la piel, después de un baño de sol estará parcialmente deshidratada. Usar aftersun sirve para reponer la hidratación perdida, refrescar la piel y evitar que te peles, haciendo que el bronceado sea más fresco y dure más. Cuando termine el verano, utiliza lo que te quede de producto como crema de cuerpo, ya que deja la piel preciosa. ( Diccionario de los trucos. Mía. G+J )