Por Gloria Ramírez
Licenciada en Teología

Hola amiga, en hora buena por escoger la Dimensión Espiritual como lectura, seguramente eres una mujer interesada en el conocimiento de Dios. En esta ocasión podrás leer del amor de ese Padre maravilloso, me gustaría saber tu opinión ¿cómo sientes el amor de Dios en tu vida? Sin duda el intercambio será enriquecedor.

Amar no es difícil. Todos los seres buenos aman y muchas veces con pasión intensa, tan intensa que hasta puede destruir todo lo que se interpone entre ellos y los que aman, incluyendo personas. Extraño amor el nuestro. Pero el amor del Dios y Padre nuestro es diferente.

espiritualEl no siega la vida por amor. La otorga, y el amor de Dios es tan bueno, tan lleno como un vaso desbordando.

Nada externo es causa del amor de Dios, no nos ama porque lo merezcamos ni porque hayamos hecho alguna cosa que le agrade y quiera recompensarnos. Dios nos ama porque su propia naturaleza es amor. «Dios es Amor» 1ª Juan 4.8 nos dice. «El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor».

El Padre no se pone el amor como un traje especialmente adaptado para una circunstancia particular. Dios no muestra su amor controlándose para ser benevolente con el malo, Dios no finge el amor, el es amor.

Es un padre muy cercano siempre abierto a cada ser humano por igual. No es Dios una realidad pagana, distante en el espacio, ajeno. Él está cercano en el espacio, cercano en el afecto, nos ama porque sí. Porque sólo el es amor y nos ama sólo porque es.

Dios el Padre es personal. Una persona entera no humana, sino divina pero real, llena de afecto. Dios no es una mente indiferente que lo llena todo. El es el divino padre personal que nos ama siempre.

espiritualDios nos ama aunque no pertenezcamos al grupo de su pueblo. El no es una deidad tribal que solo se interesa por los miembros de su tribu, ni un padre que sólo ama a sus propios hijos buenos.

Dios el Padre que ama es como un árbol cargado de maduros frutos que está junto al camino para todos, Árbol que crece por si mismo, árbol que da amor….

Dios es un padre que ama. No es un tirano poderoso, no es un ser supersensible que se ofende cuando actuamos egoístamente. En momentos de debilidad él nos socorre con su amor. Nos abre la puerta del afecto para ayudarnos a seguir el camino recto, el camino de la vida eterna, el camino del amor, así es el amor de Dios el Padre.

El amor humano es la respuesta al amor divino. Nosotros le amamos porque Dios nos amó en 1ª de Juan 4.19 encontramos esta declaración «Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero».

Es el conocimiento de su amor lo que despierta en nosotros el deseo de amarle y de amar a los semejantes como él nos ama.

Como dice A. E. Brooke. «El amor humano es un reflejo de algo que hay en la naturaleza divina misma». Cuanto más cerca estamos de Dios es cuando más amamos.

Es solo conociendo a Dios como aprendemos a amar, y es solo amando como aprendemos a conocer a Dios.

La única manera de probar que Dios está en nuestro corazón es mostrar amor a las personas con quienes nos relacionamos cada día.

¿Cómo sientes en tu vida el amor de Dios?

¿Es fácil darle amor a los demás?