Por Doctora Dña. Mª Luisa Toral
Licenciada en Medicina

Hablaremos de nuestra VIDA PSÍQUICA ó LA DIMENSIÓN MENTAL. Se halla situada en el cerebro, la capa superior de esa masa que tenemos en la cabeza, debajo de los huesos del cráneo Se ha calculado que no corresponde más que al 2% del peso total de nuestro cuerpo, pero de él depende en gran manera lo que somos cada uno de nosotros. Es a nivel del cerebro que se elabora el pensamiento, es también el lugar donde se sitúan la inteligencia, la memoria, el lenguaje, la afectividad, la voluntad, la sensibilidad consciente y la motilidad voluntaria.

mm_salud_51A partir del cerebro se forman conexiones entre las células nerviosas, que se distribuyen por todo nuestro cuerpo y los hacen entrar en contacto con el exterior.

Nuestra vida mental está así compuesta por una parte de las informaciones que recibimos del exterior, y por otra de los pensamientos y sentimientos que nosotros elaboramos a partir de ese material.

En efecto, se ha comparado nuestra vida psíquica a un iceberg, de manera que sólo una pequeña parte del mismo, la que emerge al exterior sería la parte consciente donde se sitúan el pensamiento y la voluntad. La mayor parte del iceberg está sumergido en nuestro interior, es lo que se llama en psicología el inconsciente.

Nuestras reacciones frente a los diferentes acontecimientos pueden en distintas circunstancias estar dirigidas por nuestra parte consciente o por la inconsciente.

Podemos constatar algo muy importante, y es que no son los acontecimientos externos en sí mismos los que están a la base de nuestros problemas, sino más bien nuestra actitud en relación con dichos acontecimientos.

Podríamos ilustrarlo con un ejemplo real: No todas las personas que han vivido en un campo de concentración teniendo los mismos condicionantes externos, han sufrido de la misma manera. La actitud que cada persona ha tomado en cada circunstancia frente a ese problema, ha sido la razón de que unos lo hayan vivido de forma diferente a otros. Dicho de otra forma, según la actitud que uno presente ante un acontecimiento, podrá o no modificar las consecuencias.

Es por medio del pensamiento consciente que podemos cambiar nuestro comportamiento frente a un acontecimiento triste o desagradable y conseguir que podamos aceptarlo y seguir adelante.
Claro que, cuando hablamos de cambiar nuestro comportamiento no estamos diciendo que para ello será sólo suficiente querer hacerlo. Hay un factor muy importante que es la motivación, que determinará, en gran manera, que podamos superponernos a los problemas o sucumbir a causa de los mismos.

mm_salud_53La motivación tiene que tener un objetivo a alcanzar, que puede ser muy variado, pero generalmente estará en relación con los sentimientos. El excursionista subirá hasta la cima de la montaña si para él es importante el poder admirar el paisaje que se ve desde esa altura, o si desea demostrar a una tercera persona que él es capaz de realizar esa hazaña.

Pero sin duda que lo que más ayudará a una persona a superar su problema será sentirse querido, comprendido, en una palabra no estar solo. De esto hablaremos más ampliamente al tratar el tema del bienestar social.

Habíamos dejado también para hoy el punto 6º del tema: «La Salud Física»: No utilizar sustancias nocivas. Vamos tan sólo a esbozarlo aquí, porque el tema es tan basto, que lo volveremos a tocar más ampliamente cuando hayamos acabado de hablar de los cuatro pilares sobre los que se apoya la salud. Podemos afirmar que si bien es cierto que esas sustancias tienen mucho que ver con la salud física, (recordemos tan sólo que el cáncer de pulmón, o las enfermedades respiratorias tales como el enfisema se dan en un enorme porcentaje en los fumadores), la parte más dañada de nuestro organismo es el cerebro, base, como hemos dicho, de nuestro equilibrio psíquico.

Y para finalizar recuerden: Nadie que se proponga quedarse a la mitad de la montaña llegará a la cima. La voluntad y la constancia harán posible aquello que pudo parecernos imposible, porque alcanzamos físicamente aquello que anteriormente habíamos alcanzado con nuestra mente.
¡Animo y adelante!