Por Doctora Dña. Mª Luisa Toral
Licenciada en Medicina

LA SALUD FÍSICA

stk23220hlsDecíamos en nuestro artículo anterior que la salud se apoyaba sobre cuatro pilares: el bienestar físico, mental, social y espiritual.

Hoy vamos a hablar del primero de ellos. El bienestar físico, que corresponderá a una buena salud desde el punto de vista físico.

Aparentemente esta parte, la física, es la más conocida por el ser humano; sin embargo es al mismo tiempo la más ignorada porque se actúa sin tener en cuenta las consecuencias del mal funcionamiento de la misma.
Nuestro cuerpo físico está sujeto a las leyes de la Naturaleza como cualquier otra vida, sea vegetal o animal. Sin embargo demasiado a menudo se quieren ignorar esas leyes y luego uno se sorprende de no estar tan bien como desearía.

¿Cuáles son esas leyes de la Naturaleza? Las listas pueden variar ligeramente según los libros que consultemos, pero a título de ejemplo podríamos citar seis puntos importantes:

rbrs_03051. La alimentación
2. El agua
3. El sol
4. El descanso
5. El ejercicio
6. No utilizar sustancias nocivas

En esta ocasión, serán los cinco primeros puntos el objeto de nuestro estudio, dejando el sexto para el próximo mes.
Hablemos en primer lugar de:

LA ALIMENTACIÓN

De la misma forma que nuestro coche o cualquier otra máquina funcionará de forma diferente según el tipo de combustible que se emplee para hacerla funcionar, nuestro cuerpo responderá también de forma diferente según la calidad de los alimentos que empleemos como base para nuestra alimentación.

Los alimentos más naturales, fáciles a digerir, ricos en vitaminas, equilibrados en cuanto a las proporciones requeridas de hidratos de carbono, grasas y proteínas, comidos en cantidades y horarios razonables, darán como resultado una mejor salud. Lo contrario dará así mismo el resultado contrario.
Hablemos en segundo lugar de:

EL AGUA
La mejor bebida fabricada no puede compararse a un vaso de agua fresca. A veces podemos despreciar el agua porque desde nuestro punto de vista materialista el agua es actualmente la bebida más económica, y se tiene la idea que las cosas valen según lo que cuestan, Pero pensemos cuánto no pagaría uno que fuera errante por el desierto por esta agua que nosotros obtenemos fácilmente con sólo abrir el grifo. El agua juega también un papel importante en muchos tratamientos naturales, es lo que conocemos como Hidroterapia.

En tercer lugar habíamos mencionado

EL SOL
Un antiguo proverbio dice: «Donde entra el sol no entra el médico», diciendo con ello que el sol lleva consigo la salud. Hablando sólo de una de las cualidades del sol, recordemos que es indispensable para la asimilación de la vitamina D cuya carencia produce el raquitismo en los niños.

Desgraciadamente en nuestra época, con el problema de la destrucción de la capa de ozono, el sol puede llegar a ser muy peligroso porque la falta de esta capa hace que no se filtren los rayos que pueden producir cáncer de piel. Por ello hoy se desaconseja tomar el sol en la playa, especialmente en las horas en que éste incide más directamente sobre la tierra.
En cuarto lugar mencionamos:

EL REPOSO
A lo largo de todo el día nuestro cuerpo no se para ni un segundo: la sangre circula, el corazón bombera entre 60 a 80 veces por minuto, mientras que los pulmones reciben el oxigeno y expelen el anhídrido carbónico a una velocidad de 16 veces por minuto.

stk23252hlsTodas estas funciones y otras que nosotros no controlarnos, no pueden pararse completamente, sin embargo, durante el reposo, y especialmente durante las horas de sueño, esas funciones se ralentizan, al mismo tiempo que paramos todas las actividades voluntarias. De esta forma nosotros recargamos nuestras baterías para volver a ponerlas en funcionamiento al día siguiente.

Al lado opuesto del descanso se encuentra:

EL EJERCICIO
El ejercicio equilibrado, de acuerdo con la edad y las posibilidades de cada uno­ uno.
Una persona mayor de 50 años que nunca haya hecho ejercicio puede tener consecuencias graves si quiere correr una maratón. Esa persona debe consultar primero con un médico para saber si su corazón le permite ese ejercicio o debe realizar algo más suave.

De todos los ejercicios el más completo es caminar, y éste no tiene ninguna contraindicación. Caminar media hora a un paso un poco acelerado nos ayuda en la reposición de calcio en los huesos, algo muy importante especialmente en la época de la menopausia para las señoras (quizá, hará falta acompañarlo de alguna medicación o mayor toma de productos ricos en calcio), y también oxigena todas las células de nuestro organismo.

El correcto funcionamiento de esa maquinaria orgánica, que es nuestro cuerpo y nuestra salud, puede mejorarse en un grado sorprendente si contemplamos y practicamos correctamente estos cinco aspectos mencionados y que juntos constituyen uno de los pilares sobre los que se fundamenta nuestra salud.