Por Mª Carmen Gutiérrez Palenque

dv1822025Las noticias que se obtienen de esta hortaliza se remontan a la antigüedad.

Se trata de una planta originaria de África y sur de Europa. Los romanos hablan de ella como planta cultivada y a lo largo de los años se van cultivando diversas variedades locales, que son la base de los cultivos actuales.

La cuenca Mediterránea produce el 90% de la producción mundial. Hay países donde su producción y consumo es tradicional como son Italia, Francia y España, que producen el 80%. España es el 20º productor mundial después de Italia, con aproximadamente el 30% de la producción y es el primer exportador.

Crujientes algo amargas, jugosas, se pueden comer en crudo dando así una sensación de frescor en la boca y pudiéndose consumir la mayoría de las hojas.
Contiene importantes valores nutricionales y medicinales. Tiene un 82% de agua, 2,4% de proteínas y un 0,12% de grasas. Siendo su consumo de gran valor en las dietas de adelgazamiento, tiene también un 9,5% de carbohidratos.

También es muy importante su alto contenido en potasio, calcio, magnesio y vitaminas A, E, B, B2 y C.

La sustancia que le da ese sabor ligeramente amargo es la Cinarina, que estimula la secreción biliar, teniendo así, desde el punto de vista medicinal, grandes propiedades curativas.

Las alcachofas se pueden cocinar de muchas maneras de forma que resulten atractivas y deliciosas al paladar; unas veces como protagonistas del guiso y otras como simple acompañante, pero siempre dando una calidad y gusto exquisito a nuestros platos.

cocina_21Procuraremos que sean frescas y sus hojas de color verde mate con su textura firme, que sean de tamaño mediano y de hermosa estampa.

También podemos degustarlas crudas una vez quitadas las hojas externas y que resultan duras y dejando libre el cogollo, se cortan este en láminas finitas y sirve para aderezar las ensaladas, dando a estas un aspecto más original y por lo tanto más atrayente a nuestro paladar.

En cuanto a sus propiedades culinarias, se pueden preparar de múltiples formas y maneras; cocinadas como verdura, aliñadas con aceite de oliva virgen y zumo de limón, en menestra, acompañadas con otras verduras, cruzas en ensaladas, escaldadas y rebozadas, asadas, guisadas, estofadas, y como complemento en guisos de arroz y patatas.

A continuación paso a ofreceros algunas ideas o recetas para poder disfrutar de esta deliciosa hortaliza.

TORTILLA DE ALCACHOFAS
INGREDIENTES ELABORACIÓN
4 alcachofas
Una cebolla
3 huevos
Aceite de oliva, sal
Le quitamos a las alcachofas las hojas externas que son las más duras y dejamos las interiores que son de un verde más clarito;  cortamos las puntas, lavamos y las cortamos en láminas. Freír en la sartén, junto con la cebolla finamente trinchada, en aceite caliente (4 cucharadas). No freír demasiado pues conviene que queden blanditas y jugosas. Seguidamente las incorporaremos a los huevos, previamente batidos que tendremos en un recipiente. Mezclamos y montamos la tortilla de la forma habitual, dorándola por ambas caras. ¡Está riquísima!
ALCACHOFAS A LA PLANCHA O AL HORNO
INGREDIENTES ELABORACIÓN
Retirar las hojas externas lavar bien y cortarlas en láminas longitudinales, salar y colocar sobre la plancha untada con aceite de oliva,  girándolas cuando estén doradas. Les echaremos por encima ajo y perejil finamente trinchados. Servir ordenadas sobre una fuente poniéndoles un chorrito de aceite por encima.  También podemos acompañar este plato con otras hortalizas como son berenjenas, calabacines, pimientos, etc. cocinándolas de la misma forma.
ALCACHOFAS A SADAS
INGREDIENTES ELABORACIÓN
6 alcachofas
4 ajos Perejil
Aceite de oliva y sal.
Limpiar las alcachofas y quitar las hojas externas más duras. Ahuecaremos el centro de la alcachofa introduciendo en el espacio abierto ajo y perejil picado, sal y aceite de oliva. Asar en el horno a unos 200º durante 30 ó 40 minutos según el tamaño de las alcachofas y, ¡listas para servir!
ALCACHOFAS RELLENAS
INGREDIENTES ELABORACIÓN
1 Kg. de alcachofas
250 gr. de champiñones
Una cebolla grande
4 ajos
Perejil
Pimiento rojo
2 ó 3 zanahorias
gr. de guisantes
½ Kg. de tomates
1 vaso de caldo o agua
Pan rallado
Aceite de oliva y sal
Prepararemos las alcachofas lavadas y recortadas, formando en el centro un hueco que posteriormente rellenaremos con los ajos y el perejil finamente picados y el pan rallado. Echaremos por encima de cada alcachofa un chorrito de aceite y apartamos.
En una cazuela freiremos la cebolla picada menuda, los champiñones en láminas y el pimiento cortado a cuadraditos. Cuando esté pochado incorporaremos las zanahorias, cortadas a cuadritos y los guisantes y rehogaremos durante 2 ó 3 minutos. A continuación incorporaremos los tomates rallados, volvemos a rehogar 2 ó 3 minutos. Añadir un vaso de caldo o de agua, remover e introducir a continuación, una a una las alcachofas colocándolas de pie. Tapar la cacerola y dejar hervir durante 30 ó 40 minutos a fuego medio.
Vigilando de vez en cuando la cocción para que no queden secas, que la salsa y las alcachofas queden jugosas.
Este plato puede ir acompañado con unos cuadraditos de patatas fritas, dándole así más consistencia y vistosidad.

ALCACHOFAS REBOZADAS
INGREDIENTES ELABORACIÓN

3 ó 4 alcachofas
1 huevo
3 ó 4 ajos picados
Perejil
Harina
Leche
Levadura Royal
Aceite y sal.

Una vez lavas y quitadas las hojas más duras, se cortan en cuatro o seis partes, dependiendo de la medida de la alcachofa. Les daremos un corto hervor como de 2 ó 3 minutos, escurrimos y dejaremos aparte.
En un bol pondremos unas cuatro cucharadas de harina, si es integral mejor, los ajos y el perejil finamente picados, el huevo y la sal, pudiendo añadir, opcionalmente, un pellizquito de hierbas aromáticas y unas cucharadas de leche, de manera que quede una pasta cremosa, en la que iremos introduciendo los trocitos de alcachofas rebozándolos bien. Freír en freidora o en sartén con abundante aceite bien caliente.
Las iremos colocando en una bandeja sobre papel absorbente.

ENSALADA DE ALCACHOFAS Y VERDURAS
INGREDIENTES ELABORACIÓN

2 ó 3 alcachofas (Depende el tamaño)
Medio limón
Judías verdes
1 ó 2 zanahorias
Unos troncos de coliflor picados
100 gr. de guisantes
2 huevos cocidos
Puntas de espárragos
2 tomates
100 gr. de nueces
Una manzana
Una lechuga
Un pimiento asado picado
100 gr. de olivas verdes deshuesadas
Mayonesa

Elegiremos unas alcachofas de tamaño mediado, les quitaremos las hojas externas más duras, lavaremos y les cortaremos el tronco para que se mantengan derechas. Recortaremos un poco las puntas, procurando que todas queden de la misma altura.
Vaciarlas un poquito y frotar con el limón para evitar que se oscurezcan y las pondremos a hervir con la olla destapada para que conserven su verdor. Una vez cocidas las sacaremos, escurriremos y las colocaremos boca abajo.
En un recipiente aparte coceremos las verduras, cuando estén tiernas escurrirlas bien y echaremos en un bol con los huevos duros picados y el pimiento asado igualmente picado, con dos cucharadas de mayonesa. Mezclar bien todos los ingredientes y rellenar las alcachofas.
Lavar y escurrir bien la lechuga cortada en juliana, añadir unos cuadraditos de manzana, las nueces y las aceitunas verdes sin hueso.
Aderezar la ensalada con aceite, limón y sal y cubrir con ella el fondo de una bandeja o fuente. En el centro ordenar las alcachofas rellenas y alrededor de ellas poner las puntas de espárragos y el tomate en rodajas y unos tronquitos de coliflor  y cubrirlas con salsa mayonesa.

ALCACHOFAS HERVIDAS
INGREDIENTES ELABORACIÓN

Alcachofas (2 por persona)
Una pastilla de caldo vegetal
Una rebanada de pan tostado o dextrinado
Aceite de oliva

Este plato aunque nos pueda parecer demasiado simple es delicioso y apropiado para los momentos en que podamos sentirnos ligeramente indispuestos y con poco apetito. También como cena para quienes estén en proceso de adelgazamiento.
Limpiar las alcachofas y quitar las hojas externas más duras, cortaremos en cuatro cada una de ellas.
Las pondremos a hervir, si queremos que conserven su color verde, frotaremos cada una con medio limón y coceremos destapadas añadiéndole una pastilla de caldo vegetal.
Cuando estén tiernas, apartarlas y escurrir. Ponemos el caldo en una sopera y al servir en los platos podremos una rebanada de pan tostado o dextrinado y un chorrito de aceite de oliva.
Las alcachofas las serviremos a parte,  aliñadas con aceite y limón y así tendremos primero y segundo plato.

Espero que éstas les hayan gustado.