Por Mª Carmen Gutiérrez Palenque

coctel-757417Estamos ya en la época fuerte del verano, y es el tiempo en que a veces, el calor nos invade y en algunos momentos sentimos que nos invade el cansancio, una falta de vitalidad y de fuerza que tendemos o desearíamos permanecer echados bajo la sombra de un árbol o en algún lugar donde se esté fresquito.

El calor nos hace sudar, y nuestro organismo siente sed. Cada poro de nuestro cuerpo va destilando líquido de manera que se va deshidratando y esto hace que nos sintamos agotados y sin fuerzas. Antes de que lleguemos a esto, hemos de poner el remedio que es muy sencillo y es beber, beber agua y líquido de forma que volvamos a sentirnos con la energía necesaria para enfocar bien la vida. Beber mucho líquido se nos aconseja y se repite de continuo en todos los medios de comunicación, así es que vamos a recordar algunas de las bebidas más usuales en España, una de ellas es la horchata, por supuesto, que la más común es el agua. El agua fresca es la bebida que más nos conviene no solo para calmar la sed, sino también para tonificar y limpiar nuestro organismo, y ésta, con unos trocitos de limón se convierte en una deliciosa bebida.

Pero volviendo a la horchata, que mencionábamos antes, se puede hacer tanto de chufa como de almendra y tanto la una como la otra, bien fresca, es una bebida muy agradable y nutritiva.

HORCHATA DE CHUFA / ALMENDRA
La chufa puede comprarse en los establecimientos que venden fruta fresca.

INGREDIENTES ELABORACIÓN
-100 gramos de chufa/almendra
-100 gr. de azúcar
-1 litro de agua

CHUFA
Pondremos la chufa en agua un día entero, cambiando el agua con alguna frecuencia. Retirar el agua y lavarla bien en agua corriente (bajo el grifo). A continuación procederemos a triturar la chufa en una batidora hasta que quede como una harina. Añadir el agua y colar por un colador muy fino o ayudándose de un lienzo fino. Añadir el azúcar y remover hasta que se disuelva e introducir en el frigorífico. (Se puede también añadir canela en polvo)
Servir bien fría.
ALMENDRA
Podemos utilizar las mismas cantidades que en la receta anterior, cambiando la chufa por almendra cruda.
Si las almendras son con piel deberán ponerse en agua durante una noche o escaldarlas para quitarles la piel, y procederemos como en la receta de la Horchata de Chufa.

ZUMOS DE FRUTAS

Tengamos también en cuenta el zumo de las frutas.
La fruta es tal vez el más accesible de todos los alimentos; su preparación es de lo más sencillo. No es de extrañar que el símbolo de la abundancia se nos presente como un cuerno lleno de frutas maduras.
Tenemos gran variedad de frutas que son, en un 90% agua, entre ellas encontramos el melón, la sandía, las peras de agua, melocotones, uvas, naranjas, etc. Éstas, cortadas en cuadritos y exprimidas, bien sea en la licuadora o en un simple pasa purés, podemos degustar su zumo, bien frío, que será siempre delicioso.

ZUMO DE NARANJA Y MANZANA
para dos vasos
INGREDIENTES ELABORACIÓN
-3 naranjas

-3 ó 4 manzanas (según el tamaño)
Pelamos las naranjas y las manzanas, cortamos a cuadritos y ponemos en la licuadora, añadimos el zumo de ½ limón y una cucharada sopera de miel. Mezclamos bien todos los ingredientes y servimos con unos cubitos de hielo o hielo picado
ZUMO DE MANZANA Y ZANAHORIA
INGREDIENTES ELABORACIÓN
-¼  kg. de zanahorias

-3 ó 4 manzanas

Reducimos a zumo las zanahorias y la manzana y mezclamos ambos zumos, lo servimos acompañado de cubitos de hielo.
Otras bebidas que nos aportarán no solo mitigar la sed sino propiedades muy saludables para nuestro organismo, son las tisanas. Éstas se suelen tomar calientes y también para recomponer nuestro cuerpo cuando éste se ve afectado por algún trastorno; pero también en frío endulzadas con miel y mezcladas entre sí pueden resultar un refresco muy agradable. Podemos elegir entre todas las de sabor más agradable como pueden ser:

ZUMO  O PURÉ DE TOMATE
INGREDIENTES ELABORACIÓN
-Tomates
-Aceite de oliva
-Zumo de limón
-Sal
-Piñones

Lavar los tomates con agua fría, cortarlos en trozos grandes. En un pasa purés con el disco más fino, reducirlos a puré, sin pieles ni pepitas. Servirlo en individualmente con una cucharada de aceite de oliva, unas gotas de limón, un pellizco de sal y un puñadito de piñones.
Todas estas bebidas, servidas muy frescas pueden tonificar nuestro organismo y al degustarlas disfrutar de las cosas buenas que nos ofrece la vida.

Azahar: Con las flores del naranjo podemos preparar una infusión deliciosa al paladar y muy aromática.

Escaramujo: Los frutos del escaramujo dan un aroma ligero y sabor suave.

Hibisco: Solo se utilizan las flores para preparar un refresco de color rojo cereza y sabor muy afrutado dulce y oloroso.

Hierba Luisa: Tisana refrescante preparada con las hojas de la planta, su sabor es muy alimonado y resulta agradable con una cucharada de miel.

Menta piperita: El aroma de esta infusión es sumamente agradable y su sabor es muy refrescante.

Salvia: Con las hojas de esta planta se prepara una infusión también muy refrescante y aromática.

Tila: La infusión que se prepara con las hojas y las flores del Tilo es de un sabor delicioso al que se le añaden sus cualidades relajantes. La podemos mezclar con leche y una cucharada de miel.

Té: Hay diferentes tipos de tes, cada uno de ellos con un sabor particular y aspecto diferente. Su cultivo se realiza, preferentemente, en altiplanicies dado que requiere lugares frescos para su cultivo y desarrollo.
El té es muy apreciado en muchas partes del mundo.
El té verde con un ligero punto amargo, es consumido preferentemente en los países árabes.
El té negro es el más consumido en Europa y América y se toma preferentemente con leche o con zumo de limón.

Te con canela y naranja: En un cazo con agua, para 4 tazas, ponemos a hervir una cáscara de naranja un palito de canela y una cucharada de te. Lo dejamos hervir durante 1 minuto aproximadamente y retiramos del fuego. Al servirlo, podemos añadirle una cucharadita de miel y un poquito de leche. Puede tomarse tanto caliente como frío.
El té posee una característica muy curiosa y es que si lo tomamos recién hecho tiene efectos relajantes mientras que si lo dejamos reposar algún tiempo, resulta algo excitante.
Como bebidas refrescantes podemos usar también las hortalizas y verduras que, preparadas en casa siempre tienen un sabor más fresco y puro.