MAMÁ ¿PARA QUÉ?

Por Conchi Prieto
Pedagoga

La educación es un factor esencial e inherente a la vida del hombre desde el mismo momento que nace, es un aspecto tan íntimamente unido a ésta que sin ella no podríamos subsistir. Por lo tanto diremos que la educación es una función humana vital y necesaria del ser humano.

stk64664corTodo somos de alguna manera educadores aunque sólo sea por la influencia que podemos ejercer positiva o negativamente sobre aquellos con quienes convivimos o trabajamos, pero hay que apreciar el hecho y la importancia que tiene la familia muy especialmente en el niño en los primeros años de su vida, años básicos para la adquisición de una serie de principios (comportamiento, valores, personalidad, carácter…), que le van a servir para poder desenvolverse bien o mal en la vida.

La familia es la primera institución de socialización y la más importante. El niño a través de la familia va incorporando a su personalidad y carácter valores y sentimientos a través de experiencias vividas dentro del núcleo familiar -padre, madre, hermanos…-, aparecen tensiones, celos, envidias frustraciones…, va adquiriendo la primera imagen de sí mismo, imagen básica e importante para su futuro rol en la sociedad.

Ante esta situación podemos observar que el papel que deben desempeñar los padres es de gran responsabilidad. Por un lado es un gran privilegio que Dios nos ponga a nosotros como los primeros maestros de nuestros hijos , pero por otro lado una gran responsabilidad, ya que el objetivo que debemos tener los padres cristianos es que nuestros hijos conozcan a Dios porque «en él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento» (Col 2: 3).

Según la educación que reciban nuestros hijos harán que sean felices, que tengan mentes vigorosas y fuertes para poder ser capaces de elegir entre el bien ( ser personas activas y colaboradoras para Cristo) o el mal ( caer en tentaciones engañosas y sugestivas).
La mujer, madre y esposa cristiana tiene unos deberes mayores en la educación de los hijos junto con su esposo. Su obra con sus hijos es tan elevada y ennoblecedora como cualquier otra obligación o trabajo o incluso más, pues es un trabajo sagrado; a ella en gran parte le corresponde modelar el carácter de sus hijos para desenvolverse en la vida, pero sobretodo para prepararse para la eternidad.

La madre debe tener muy claro sus objetivos en la vida, pues ella es la mayor influencia en el hogar, una madre cristiana que adora diariamente a Dios, que lucha momento a momento bajo la dirección de Dios por su familia y que es consciente que está sirviendo a Dios en esa tarea dura y diaria, conquistará el respeto de su esposo e hijos. Nunca una madre cristiana que se dedica a sus hijos y a su hogar plenamente debe sentirse inferior a otras mujeres que trabajan fuera de casa, ya que es la mejor obra misionera que podemos realizar.

stk105195corLa sociedad y en especial las familias hoy en día son un desastre y es porque la mujer de hoy se ha desvinculado de su responsabilidad sagrada como madre, dejando esa responsabilidad a segundas personas como abuelos, niñeras, centros escolares con sus respectivas clases extraescolares ( para tenerlos ocupados el mayor tiempo posible). Elena White nos dirá «el conjunto humilde de deberes que las mujeres de hoy han llegado a considerar como una tarea tediosa debiera ser mirada como una obra noble y grandiosa» (Hogar cristiano pag.209).

Yo creo que entre todas las actividades y obligaciones de la vida, el deber más sagrado y el mayor privilegio que tiene una madre es la educación de sus hijos aunque tenga que sacrificar muchas satisfacciones egoístas, profesión, trabajo, estudios, estatus social, etc.

«El trabajo que se desarrolla cada día para formar un carácter de acuerdo con el Modelo celestial requiere mucha labor fiel, ferviente y perseverante» (Hogar cristiano pag.215), trabajo muy importante para poderlo compartir con otras actividades y personas -si no es por necesidad-.

Rara vez se aprecia la labor de la madre e incluso nosotras mismas nos atribuimos un valor bajo a nuestra pesada rutina doméstica, «Siendo la madre el agente de Dios para hacer cristiana a su familia, debe dar un ejemplo de religión bíblica y demostrar como la influencia de ésta religión ha de regirnos en los deberes y placeres diarios, al enseñar a sus hijos que pueden salvarse únicamente por la gracia, mediante la fe, que es don de Dios» (Hogar cristiano pag. 210).

Cuando nos sintamos deprimidas, cansadas, agotadas, incluso culpables de algo ocurrido durante el día, debemos siempre poner nuestro corazón en manos de Dios y acordarnos lo que escribió el rey David en Salmos 46:1 «Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones». AMEN.

Join the discussion 8 Comentarios

  • judith dice:

    gracias Dios les aumente la sabiduria este tema me ayuda en la crianza de mjs hijos ,y en mi tabajo ,soy visitadora social y orientadora familiar

  • judith dice:

    gracias Dios les aumente la sabiduria este tema me ayuda en la crianza de mjs hijos ,y en mi tabajo ,soy visitadora social y orientadora familiar

  • Erika dice:

    Los hijos son el reflejo de los padres pero mas que todo de la madre; por esa cercania que existe, aunque mama trabaje fuera de casa siempre esta pendiente de que le falta, que tiene, si hizo la tarea , entonces debemos pedir la ayuda y dejarnos moldearpor Dios para ser una buena modelo para ellos, Soy educadora secular y se lo dificil que es tratar con niños pero es impresionante uno aprende cada dia. El Salvador,

  • Erika dice:

    Los hijos son el reflejo de los padres pero mas que todo de la madre; por esa cercania que existe, aunque mama trabaje fuera de casa siempre esta pendiente de que le falta, que tiene, si hizo la tarea , entonces debemos pedir la ayuda y dejarnos moldearpor Dios para ser una buena modelo para ellos, Soy educadora secular y se lo dificil que es tratar con niños pero es impresionante uno aprende cada dia. El Salvador,

  • mutuelle optique dice:

    hello very nice site

  • mutuelle optique dice:

    hello very nice site

  • MARCELA dice:

    Me ofrecieron un gran trabajo fuera de la ciudad donde vivo,y lo acepte pero cuando le dije a mi hijo de 4 años amor ahora nos veremos por computador y cada fin de semana el me respondió no mami no eso no quiero ,yo lo que quiero es un abrazo tuyo todos los días,cuando escuchè esas palabras me desarme completamente,luego de eso me decía como si fuese un adulto mami hablemos escuchame yo quiero que me sirvas mi tetero que me lleves al parque y dormir contigo,ese pequeñito me compuso en eso momento una canción y se puso un sombrero yo lo miraba con dolor y decía la canción no no no que mi mamita no se va.
    Al ver todo esto abrí los ojos y dije mi deber de madre es estar con el y darle lo que el necesita de mi,y no cambiar a mi hijo por dinero o un mejor puesto para mi, así que no acepte y ahora estoy feliz compartiendo con el en el parque ,no tengo trabajo pero se que Dios me dará uno en cual no me separe ni de el ni de mi esposo,y poder compartir como una verdadera familia.

  • MARCELA dice:

    Me ofrecieron un gran trabajo fuera de la ciudad donde vivo,y lo acepte pero cuando le dije a mi hijo de 4 años amor ahora nos veremos por computador y cada fin de semana el me respondió no mami no eso no quiero ,yo lo que quiero es un abrazo tuyo todos los días,cuando escuchè esas palabras me desarme completamente,luego de eso me decía como si fuese un adulto mami hablemos escuchame yo quiero que me sirvas mi tetero que me lleves al parque y dormir contigo,ese pequeñito me compuso en eso momento una canción y se puso un sombrero yo lo miraba con dolor y decía la canción no no no que mi mamita no se va.
    Al ver todo esto abrí los ojos y dije mi deber de madre es estar con el y darle lo que el necesita de mi,y no cambiar a mi hijo por dinero o un mejor puesto para mi, así que no acepte y ahora estoy feliz compartiendo con el en el parque ,no tengo trabajo pero se que Dios me dará uno en cual no me separe ni de el ni de mi esposo,y poder compartir como una verdadera familia.

Leave a Reply