Por www.mujernueva.org

mm_educacion_01Cuanta más televisión ven los niños de entre uno y tres años de edad, mayor es el riesgo de que padezcan problemas de atención cuando cumplan los siete años, dijeron, el lunes, científicos estadounidenses.

Los investigadores descubrieron que cada hora de televisión que ven al día los preescolares, incrementa después el riesgo de problemas como la deficiencia de atención por hiperactividad al menos en un 10 por ciento.

El estudio, publicado en la edición de abril de Pediatría, la revista de la Academia de Pediatras de Estados Unidos, suma la falta de atención a la lista de perjuicios por el excesivo consumo de televisión que ya incluía efectos como la obesidad y el comportamiento violento.

Frederick Zimmerman, de la Universidad de Washington, en Seattle -uno de los autores del estudio-, señaló que era imposible decir cuál sería la cantidad «saludable» de televisión para los niños de entre uno y tres años.

«Cada hora tiene un riesgo adicional», dijo en una entrevista. «Se podría decir que no hay un nivel seguro, ya que hay un pequeño pero incrementado riesgo».

«Las cosas tienen ventajas y desventajas. Puede que algunos padres quieran asumir ese riesgo. No encontramos un nivel seguro en ese sentido».

Los datos extraídos de 2.500 niños que participaron en el estudio expusieron que, como media, los niños de un año veían la televisión durante 2,2 horas al día mientras que los niños de 3 años la veían durante 3,6 horas. Sin embargo, algunos lo hacían durante 12 horas o más.

Las edades son significativas porque el desarrollo cerebral continúa durante esos años, señaló el estudio.

«Este estudio sugiere que hay una importante y significativa asociación entre una temprana exposición a la televisión y subsecuentes problemas de atención», dijo Dimitri Christakis, médico en el Hospital de Menores y Centro Médico Regional en Seattle, quien dirigió el estudio.

«Sabemos por estimaciones nacionales que los niños ven una media de dos a tres horas de televisión al día en la edad entre uno y tres años, y hasta el 30 por ciento de los niños tienen televisión en su dormitorio», afirmó.

«Hay un tremenda y creciente confianza en la televisión debido a variadas razones. Sin embargo, los padres deberían ser aconsejados para que limiten a sus hijos pequeños las horas de televisión», sostuvo Christakis.

En Estados Unidos, entre el 3 y el 5 por ciento de los niños han sido diagnosticados con desórdenes de déficit de atención, que está marcado por una reducida capacidad de concentración, dificultad en organizarse y comportamiento impulsivo. Los síntomas no aparecen hasta que los niños tienen alrededor de siete años.

La media de horas ante la televisión fue aportada por los padres y puede que no sea completamente exacta, dijeron los investigadores.

Publicación de Mujer Nueva.